Buscar este blog

viernes, 17 de julio de 2015

Rebelión en la granja, reflexión Latinoamericana 2010


Esta reflexión fue hecha el 20 de octubre de 2010, en el marco de la asignatura académica Mundo contemporáneo a nivel latinoamericano, con base en el libro *Rebelión de la Granja de George Orwell. Esta obra con el paso de los años, aún sigue vigente, aunque los personajes cambien junto con los escenarios en el ámbito internacional.



La rebelión en la granja , reflexión Latinoamericana 2010




Diseño de portadaLeandro Moya. Tomado de Internet
La humanidad al igual que la cultura en cualquiera de sus aspectos ha evolucionado y ha involucionado notoriamente a través de los tiempos. Por ello no podemos ni siquiera suponer que la cultura política se ha quedado estática, al contrario, se sigue moviendo al ritmo que la sociedad lo requiera.

Por ende en el transcurrir del tiempo hemos visto como los seres humanos han hecho de su comportamiento político estandartes e iconos que al final terminan siendo ídolos de barro, no solo por sus representantes, sino también por sus ideologías y políticas que aparentemente eran intocables, inamovibles y precederás se han derrumbado como castillo de arena.

El mundo contemporáneo luego de las guerras mundiales dio un vuelco total en su manejo político, económico y social y por ello se fortalecieron las grandes potencias que fueron disyuntivas en sus ideologías y comportamientos.

Lamentablemente para la humanidad, ninguna de las dos grandes fuerzas que se crearon pudieron satisfacer sus necesidades, con ello no se debe afirmar que una fue mejor que la otra, simplemente que las dos poseían directrices diferentes que si se hubieran manejado adecuadamente la granja mundial no estaría hoy avocada al colapso económico y mucho menos a tener regímenes totalitarios que minan lentamente la capacidad suficiente de los pueblos para seguir adelante.

 Las sociedades en el transcurso de la historia han generado dos clases de seres los dominados y los dominantes y no es extraño que para unos o para otros este mecanismo sea el más fácil por los atributos que cada cual tengan. Infortunadamente regímenes como los que has existido en Latinoamérica e incluso en la misma Unión Soviética, son hoy considerados armas de doble filo, porque en un comienzo dieron excelentes resultados y beneficiaban al pueblo, a la masa y hoy están mandados a recoger justamente porque los gobernantes los volvieron obsoletos y caducos.

Pues bien, sin ir muy lejos demos como ejemplo al régimen cubano. Nació hace más de cincuenta años, con un grupo de hombres que buscaban dignificar a la clase obrera, trabajadora, el proletariado. Se llevo a cabo una cruenta guerra que condujo a la Nación a ser víctima de bloqueos económicos severos. Algo muy parecido se vivió en la Rebelión de la Granja. Los animales optaron por dejar atrás a sus antiguos “patrones” y luchas por una causa que los beneficiaría todos, aún a costa de ser tildados locos o de que allí se cometían una serie de vejámenes y crueldades.

La revolución cubana, se fortaleció y con su ideología marxista, coloco a su pueblo en un estatus dinámico, allí se manejaron eventos y circunstancias que hicieron que el pueblo se fortaleciera y creyera en su capacidad de trabajo para sobrevivir y en un futuro para vivir dignamente. Su país no era el más rico, ni tenía facilidades económicas, ni agrarias para solventar si quiera sus necesidades básicas. Pero afortunadamente para ellos le hicieron juego a las adversidades encontrando el apoyo de sus mentores ubicados en la URRS. Tema similar surgió en la granja cuando los animales trabajaron fuertemente al creer que tenían alternativas para generarse una mejor calidad de vida.

Pero al igual que en el libro, todo fue cambiando paulatinamente para Cuba, su representante mayor fue deteriorándose y de esa manera también sus ideales y los ideales de un pueblo. Con el paso del tiempo la tecnología, los intercambios internacionales eran fundamentales o sino su producción de tabaco y los insumos necesarios para sobrevivir se agotarían. Se formularon  estructuras que de alguna manera ayudaron a que hubiese una relativa igualdad.

Sin embargo, todo lo que se normativo al comienzo del régimen castrista, ha ido decayendo,  por varios factores como la presencia de un nuevo líder  que se ha dado cuenta de la necesidad de estar al nivel de los desarrollos tecnológicos, de la interacción comercial y ante todo si se ha perdido a su gran aliado, la Unión Soviética. Solo el tiempo les ha mostrado que los ideales y las utopías por las que lucharon se han ido esfumando y que aun con lineamientos tan bien estructurados como los que emano Marx, la política, los regímenes evolucionan y si se pretende quedar en ellos la sociedad inevitablemente involucionará, porque terminan convirtiéndose en regímenes totalitarios, represivos como lo es el gobierno cubano, que aunque conservado lineamientos muy positivos en los campos del servicio en la salud, la educación, las artes, entre otros, pero que está siendo gobernada por un grupo de personajes que han hecho de Cuba un país que no conoce la libertad de expresión, el derecho a ser elegido y elegir, y que solo como las ovejas de la granja se vuelven repetitivos y van para donde los lleven.

Otro régimen que ha ido decayendo y que poco a poco involuciona es el Sandinismo en Nicaragua. Se afirma que se ha convertido en un régimen totalitario y que aquellos parámetros emanados por Sandio en 1933 cuando escribió sobre el “régimen de tierras” han quedado en el olvido y que la lucha armada que dejo en la década del 80 miles de muertos a quedado solo en el recuerdo de aquellos que cuentan las atrocidades que hizo su dictador Anastasio “Tacho” Somoza y viven con el miedo de poder volver atrás, todo esto es muy similar a lo que si vivió en la granja, que no sabían las nuevas generaciones que era lo malo que se había vivido que no deberían volver a repetir.

En nuestro país, Colombia,  hace tan solo dos meses la granja cambio de dueño, pero el nuevo patrón tiene parámetros preestablecidos. Al explicar la situación de Colombia en referencia al libro de George Orwell, podemos acotar que ella tiene ovejas que repiten permanentemente que la “seguridad” es la base de una buena democracia y que beneficia a todos. Estas ovejitas las podemos ver en el Congreso de la República, en los medios de comunicación, entre otros.

Pero a su vez se debe decir que los cuervos continúan ahí, son ex presidentes, cancilleres que hacen lobby para vender la imagen de un régimen que puede llegar a convertirse en totalitario, ya que ha infundido entre el proletariado el temor de ataques de grupos al margen de la ley o de vecinos locos y por ello le apuestan a invertir en la guerra y no en la paz.  Estos cuervos dentro de nuestra granja venden un mundo de ilusiones y de cielos que serán mejores y más fructíferos que los anteriores.

Mientras tanto el proletariado sigue trabajando, trabajando y trabajando, cuando encuentra empleo, coloca su pecho y hasta la última gota de sudor por producir sofismas de distracción como lo hicieron los animales en la granja al construir el molino de viento.

Sin ir más lejos, los perros, se han atrincherado soterradamente en un ejército que se ve en las carreteras y que ahora se sienten a cualquier hora sobrevolando la ciudad, con el supuesto de dar seguridad y protección, pero que en el fondo solo busca controlar a los animales.

Aquí no se ha llevado a cabo ninguna rebelión, pero si una Nación que se ha regido por los derechos humanos y por los lemas de igualdad, respeto y soberanía está a punto de cambiar leyes, aplicar sanciones y amedrentar con los medios de comunicación a una sociedad confundida que recibe permanentemente información incierta, acomodada y que solo busca adaptar las políticas del nuevo régimen. Así lo hizo el cerdo Querel.

Si buscáramos más similitudes a los largo y ancho de nuestro planeta, indiscutiblemente nos daríamos cuenta que el libro de George Orwell era premonitorio y que se ajusta a cualquier época y a cualquier Estado.

Este ensayo no es una apología, ni pretende mucho menos ir en contra de lo que buscan los pueblos de sus gobernantes, solo pretende sencillamente demostrar que los gobiernos se deterioran al igual que las teorías, al igual que las doctrinas políticas y que en últimas los grandes beneficiados son los que ostentan el poder.

A nivel del mundo contemporáneo podemos decir que cada uno de los procesos culturales en el ámbito político son gestados por las clases que tienen el poder político y así como en los hechos que antecedieron la revolución francesa la burguesía en cualquier Nación, es la encargada de manejar el poder, porque es justamente  ella quien tiene el dinero y puede manejar conciencias, fábricas y subordinar a quienes se les pase por delante.

Cualquier parecido con la realidad universal, Rebelión en la Granja es pura coincidencia.

______________________

* El libro Rebelión en la granja es considerada una fábula satírica, escrita en 1945 por  el periodista y escritor británico, George Owell y que buscaba demostrar que Rusia no era una sociedad socialista, sino una tiranía agazapada. 

Para muchos estudiosos de las ciencias sociales y políticas este libro aún sigue vigente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario